Las pieles mixtas se caracterizan por tener la ”Zona T” más grasa que otras zonas del rostro como los pómulos, que normalmente están más secos. Para un buen cuidado de las pieles mixtas es muy importante realizar la doble limpieza e hidratar la piel con los productos adecuados y encontrar el balance.