fbpx

Tipos de ácidos en la cosmética coreana

Sabemos que el tema de los ácidos y productos exfoliantes es un tanto complicado y que muchxs os hacéis bastante lío con cuáles son, cómo se usan o para qué tipo de piel. Así que como nos encanta formaros y es uno de los temas por el cual más preguntáis durante nuestros talleres, hemos decidido escribir un post detallado explicando cada uno de ellos. Así en el momento de escoger uno para vuestro tipo de piel, lo tengáis claro para que es cada uno y acertéis. ¡Allá vamos!

¿Sabemos qué son los ácidos?

Son moléculas encargadas de la renovación celular gracias a su efecto exfoliante. Esta regeneración activa la producción de colágeno consiguiendo una mejor hidratación natural de la piel.

Estos ácidos cosméticos se conocen como hidroxiácidos y dentro de esta categoría se engloban tres tipos : alfahidroxiácidos (AHA), betahidroxiácidos (BHA) y polihidroxiácidos (PHA).

En la cosmética coreana empleamos muchos de ellos. Así que para que los conozcáis mejor, y no queden dudas a la hora de elegir el mejor cosmético para vosotras, vamos a contaros un poco más sobre todos ellos.

No hace falta que os acordéis del nombre de cada uno, con que conozcáis las abreviaturas (AHA, BHA, PHA) es más que suficiente para saber escoger el producto cosmético adecuado, ya que en cosmética coreana en la mayoría de los casos ponen estas abreviaturas en el envase.

AHA (Alfahidroxiácidos)

Los alfahidroxiácidos son solubles en agua y trabajan unificando el tono de la piel. Gracias a su exfoliación reducen la textura de la epidermis y las líneas de expresión. El glicólico y el láctico poseen además una acción humectante, mientras que el resto de AHA trabajan en las fórmulas como reguladores del pH o como potenciadores de otros hidroxiácidos.

Ácido Glicólico

El ácido glicólico es el más conocido de los AHA y también el más potente . Su bajo peso molecular consigue que penetre más fácilmente y por lo tanto que sea más eficaz pero también más sensibilizante .

Ácido Láctico

El ácido láctico es más suave por lo tanto se puede utilizar para iniciarse en el mundo de los hidroxiácidos o para pieles que no toleren bien el glicólico.

Su actividad principal es la exfoliante aunque también se utiliza como regulador del pH igual que les sucede a otros ácidos.

Ácido Mandélico

El ácido mandélico también es un alfahidroxiácido de mayor peso molecular por lo que no penetra tanto en superficie cutánea y se puede emplear en pieles más sensibles porque provoca menor irritación.

Ácido Tartárico, Ácido Málico y Ácido Cítrico

Estos tres también son alfahidroxiácidos aunque se suelen emplear en cosmética como ajustadores del pH o para apoyar la actividad del ácido glicólico o el ácido láctico.

Aquí tienes algunos de los productos que tenemos con diferentes tipos de AHA.
COSRX Two in One Poreless Power Liquid

BHA (Betahidroxiácidos)

Ácido Salicílico

El betahidroixácido más conocido es el ácido salicílico que se utiliza en pieles acnéicas o grasas ya que es liposoluble. Gracias a esta acción limpia los poros y actúa como componente antibacteriano evitando la propagación del acné y mantiene la piel seborregulada y limpia.

La concentración recomendada de ácido salicílico en fórmulas cosméticas debe estar entre 1 y 2% y su pH debe ser menor a 3,5.

Hay diferentes formatos de productos y diferentes concentraciones. Por ejemplo, tienes productos de uso diario que tienen una concentración más baja de BHA. Exfolian la piel cada día de forma suave y progresiva.
HANSKIN Cleansing Oil Blackheads BHACOSRX One Step Moisture Up Pad
Y por otro lado tienes productos más concentrados, que son de uso puntual de 1-3 veces por semana.

COSRX BHA Blackhead Power Liquid

PHA (Polihidroxiácidos)

Los polihiroxiácidos son una generación mejorada de hidroxiácidos con nulos efectos irritantes e ideales para pieles sensibles o reactivas.

Tienen los mejor de los AHA sin irritación y sin ser fotosensible por lo que también se pueden emplear tanto por el día como por la noche.

Ácido Lactobiónico

El ácido lactobiónico es un PHA y se obtiene de la oxidación enzimática de la lactosa. Es muy eficaz como tratamiento humectante, evitando la pérdida de agua de la piel así como estimulando la síntesis del colágeno y los fibroblastos que mejoran la regeneración de la piel logrando una dermis más engrosada y con mejor aspecto. Asimismo, posee gran poder antioxidante favoreciendo el retraso oxidativo.

Gluconolactona

Por su parte, la gluconolactona es otro polihidroxiácido que se obtiene de la oxidación de la glucosa del maíz. Éste mejora el tono de la piel y su luminosidad a la vez que combate los signos de la edad y realiza una acción antioxidante, hidratante y humectante manteniendo la piel mucho más joven.

Ácido Maltobiónico

El ácido maltobiónico es un PHA biónico. Su función es evitar la oxidación de la piel creando una barrera protectora cero sensibilizante ideal para usar todo el año. Es un polihidroxiácido capaz de retrasar el envejecimiento cutáneo y la aparición arrugas y flacidez. Lo pueden emplear pieles con acné, pieles sensibles o cualquier tipo de piel. Además se puede utilizar tanto en la cara como en el contorno de los ojos.

Aquí tienes un producto con PHA (Ácido Maltobiónico) para uso diario, un aceite limpiador/desmaquillador que es apto hasta para las pieles más sensibles.

Recomendaciones para usar hidroxiácidos

En la cosmética coreana se emplean muchos de estos ácidos dentro de fórmulas que respetan mucho la piel y con concentraciones no muy altas con el fin de transformar la piel de manera progresiva pero 100% segura y eficaz. En cambio los productos occidentales, suelen tener concentraciones más altas y tienen más riesgo de provocar una reacción o irritación si no se usan de forma adecuada. Por ello se recomienda que se introduzcan estos ácidos de forma progresiva en las rutinas faciales para ir adaptando a la piel a su uso. Así que nada de comenzar con la concentración más alta si no queremos tener lamentarnos luego…

Si nunca se ha utilizado alguno de los ácidos de esta lista y tienes la piel muy sensible, es importante que se realice una prueba sobre una pequeña parte de la piel, preferiblemente la zona de la mandíbula, para ver si toleramos bien el producto.

En muchos productos coreanos como limpiadores, aceites limpiadores o incluso tónicos o esencias, se añade una concentración mínima para que el efecto sea suave y constante, por lo que no suponen peligro si escoges bien el tipo de ácido para tu tipo de piel. Pero además de estos productos diarios, puedes añadir algún exfoliante químico con más concentración para uso semanal. Éstos ya tienen concentraciones mas altas.

Esperamos que te haya gustado el artículo y si aun tienes dudas, ¡escríbelas en los comentarios!

0

Empiece a escribir y presione enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar